Hex Mask UI Icons Arrow Down Arrow Left Arrow Right Arrow Up Brackets Calendar Checkmark Chevron Down Chevron Left Chevron Right Chevron Up Clock Close Connect Copy crown download Ellipsis External URL Favorite (off) Favorite (on) Fullscreen Help Home Info Live Minus Mobile Menu Mobile Overflow Paginate Dot (filled) Paginate Dot (empty) Pin Placeholder Icon Play Video Circle Play Video Plus Search Team No-Team-Logo_Fallback_003 Ticket Trophy User Input Video Video Play Icon World X Game Mode Icons Hero Icons Map Icons Platform Icons Exclusive on Battle.net Social Icons Mobile Discord Facebook Instagram Reddit Twitch Twitter VK Youtube Weibo WeChat Workshop Icons WorkshopControl WorkshopShare WorkshopInfinite

La magia de las cinemáticas: las imágenes y la música de los cortos de Overwatch

La magia de las cinemáticas: las imágenes y la música de los cortos de Overwatch

En 2014, la presentación de Overwatch al mundo comenzó con el ferviente retumbar de unos tambores. Cuando apareció en pantalla la imagen de un gélido frente de guerra ruso lleno de soldados armados hasta los dientes y de ómnicos con aspecto arácnido, la música se elevó a un crescendo de trompetas pesadas ​​y violines agudos mientras una voz inmaterial pronunciaba una única palaba: conflicto.

Vimos un atisbo de destrucción. Una devastación a nivel mundial perpetrada por unas entidades robóticas malvadas y aparentemente imparables. Un mundo a punto de sumirse en la anarquía.

De repente, la música se transformó en una oleada de trompetas triunfantes. Surgió una nueva esperanza. Por primera vez vimos a los soldados, científicos, aventureros y prodigios que formaban parte del escuadrón internacional que conoceríamos como Overwatch.

Este primer corto animado —y el resto que estaba por llegar— fue la unión de la pasión visual y musical de unos artistas y compositores cuyo trabajo en los vídeos de Overwatch se ha recopilado en un segundo libro de ilustraciones y un disco. Juntos, The Cinematic Art of Overwatch: Volume 2 y la banda sonora Overwatch: Animated Shorts  narran el arduo trabajo y el talento de los equipos responsables de la creación de los cortos de Overwatch. Nos hemos reunido con algunos miembros de estos equipos para charlar sobre el trabajo del desarrollo de las imágenes y la música de las secuencias de vídeo.

Imaginar las imágenes

Desde los bocetos y guiones gráficos hasta las versiones finales, que incluyen una diversa y colorida animación y el sorprendente estilo artístico que se han convertido en el sello distintivo del universo de Overwatch, la aventura colectiva que representa el proceso de desarrollo visual de varias secuencias de vídeo está documentada en la reciente publicación The Cinematic Art of Overwatch: Volume 2.

Según el director creativo Jeff Chamberlain y el director de secuencias de vídeo Jason Hill, cada proyecto de creación de una secuencia de vídeo estaba motivado en gran medida por la captura de emociones en forma animada, las cuales han emocionado a los jugadores de todo el mundo. «Cuando trabajamos en las secuencias, colaboramos con el equipo de arte conceptual para explorar opciones tanto a nivel de diseño de personajes como para el aspecto del entorno —explica Hill—. Existen un sinfín de formas de evocar una conexión emocional con un vídeo mediante el color o el encuadre, además de con lo que está haciendo un personaje. Mi objetivo es trabajar con el equipo de desarrollo visual y dar con las mejores opciones. Tampoco está de más disponer de artistas dotados de un gran talento a los que se les ocurren ideas brillantes en el proceso».

Para conseguir una conexión emocional con los espectadores mientras se cuenta una historia apasionante en una cantidad de tiempo limitada hace falta un toque delicado, un talento que los desarrolladores visuales han tenido que perfeccionar durante años. Los vídeos de Overwatch duran solo unos minutos por lo que, según Hill, contar una historia larga es un lujo que el equipo no puede permitirse. «Es importante intentar aprovechar al máximo el alma del vídeo que estamos creando. En última instancia, esto se reduce a los personajes y a su relación con los demás y el mundo que los rodea. Investigamos cuáles son las necesidades específicas de cada personaje y construimos una historia en torno a ellas».

El propósito del equipo, cuenta Chamberlain, es contar historias atractivas desde el punto de vista emocional y que estén protagonizadas por personajes que dejen huella entre el público. El proceso de desarrollo de los cortos de Overwatch comienza estableciendo las bases de la historia que se quiere contar y es lo que Chamberlain califica como «la parte más complicada y gratificante del proceso». Cuando han encontrado la historia perfecta, los artistas comienzan a crear los momentos evocadores y los hilos argumentales de los personajes de cada secuencia de vídeo. «La animación, la iluminación, el diseño, las cámaras, el sonido, los efectos… Todo contribuye a cómo se siente el espectador a lo largo del vídeo —explica—. Hay momentos en los que revisamos algo y tardas unos segundos en volver a la realidad y comenzar a debatir sobre el trabajo. En esos momentos te das cuenta de que tienes algo bueno entre manos».

Chamberlain y Hill comentan que una parte importante del proceso de desarrollo cinematográfico es trabajar a la par con los compositores del equipo de música de Overwatch para darle un impulso adicional a la historia que se quiere contar. Para conseguir la respuesta emocional adecuada de los espectadores hace falta retocar aspectos menores y sutiles, como los movimientos de la cámara, el doblaje y las melodías que lo unen todo. «La música es un componente de suma importancia a la hora de crear secuencias de vídeo, ya que es una forma artística estupenda para expresar un estado emocional —cuenta Chamberlain—. Dedicamos mucho tiempo a perfeccionar la banda sonora con nuestros compositores de gran talento (y también pacientes) para garantizar que obtenemos la respuesta emocional que buscamos».

El director Derek Duke y el compositor Adam Burgess pusieron su talento al servicio de la creación de la nueva banda sonora Cinematics, que acompaña al lanzamiento del último libro de ilustraciones de secuencias de vídeo, y desvelaron algunos detalles sobre la creación de las encantadoras melodías de los vídeos de Overwatch.

Añadir el sonido

La nueva banda sonora Overwatch: Animated Shorts es una recopilación de canciones únicas de cada secuencia de vídeo de Overwatch, desde «La llamada» hasta «Reencuentro». Es una representación de la pasión y el amor por el posible mundo del mañana de Overwatch del equipo de música que compuso, grabó y dio vida con mimo a cada nota de las 11 canciones que acompañan a las secuencias de vídeo animadas del juego y a las historias de los orígenes de los héroes.

«Nuestra pasión son los juegos y el entretenimiento de las historias que contamos —cuenta el director Derek Duke, responsable de la dirección musical de las secuencias de vídeo—. Se sigue trabajando en la pieza hasta que nos gusta y cumple su función. Hay trabajo en bandas sonoras que puede durar de un año a 18 meses, o incluso 2 años de principio a fin: puede que acabemos de empezar y nos quedemos valorando sentimientos y observaciones, o bien que estemos en la fase de mezclas al final de un proyecto tratando de descubrir cómo emocionar al máximo a los espectadores y provocar lágrimas. Ponemos toda la carne en el asador para exprimir la música al máximo».

Para el equipo de sonido, componer las canciones es como crear una historia elaborada sobre las líneas de un pentagrama musical. El equipo de músicos de gran talento que orquesta las bandas sonoras de las secuencias animadas trabaja codo con codo para complementar el mundo y los personajes a los que dan vida sus compañeros artistas y animadores, transmitiendo y reforzando la historia que se cuenta en pantalla. Según el compositor Adam Burgess: «la música tiene la capacidad de hacer aflorar las emociones de un modo que no es posible de otra forma, aunque se debe hacer de la manera correcta».

Usar la música para resaltar las emociones de una secuencia de vídeo y conseguir una determinada respuesta emocional de los espectadores puede ser una tarea abrumadora para el equipo, sobre todo porque, según Duke, los problemas no tienen una única solución.

«Este trabajo no es tan sencillo como pulsar el atenuador para que el sonido esté alto o bajo —cuenta—. Vamos a remontarnos a la primera secuencia de vídeo, a la parte en la que el chaval está hablando con Tracer en el museo sobre que el mundo necesita más héroes. Ahí estábamos intentando crear algo nuevo para la franquicia y la secuencia comenzaba con un sonido de sintetizador suave y sutil. Pensamos añadir esas notas tan suaves al final del vídeo, pero nada de lo que hacíamos dejaba huella ni conseguía la respuesta emocional que queríamos. Por eso, decidimos cambiar aquel sonido por el de un piano. Obtuvimos una respuesta más emocional de inmediato porque el piano es un instrumento humano y tiene una larga tradición en nuestra cultura. Nos dio el poder emocional que buscábamos».

Obtener esa emoción de un modo adecuado conlleva un proceso de ajustes minuciosos y repetición constante. La colaboración persistente entre compositores, productores y directores del equipo de Overwatch es fundamental para que las emociones sean intrínsecas a la música que crean. «Las mejores respuestas emocionales de los espectadores salen cuando todos los elementos están en sintonía y por eso el proceso es tan largo —explica Burgess—. Se trata de un trabajo constante para que todo salga bien y consigamos afectar a las emociones del oyente. La música está muy ligada a la historia, que es de donde viene gran parte de esa emoción».

La banda sonora Cinematics es la culminación de estos años de trabajo y un testimonio de los esfuerzos del equipo por perfeccionar la influencia de su música. Duke, Burgess y el resto de compositores y diseñadores de sonido consideran que es algo con alma y que ha supuesto una parte importante de sus vidas.

«La música es algo más que un trabajo —cuenta Duke—. Nos da la vida y es una parte enorme de ella. La vivimos cada día. Es una extensión de nosotros mismos».


Disfrutad de la música de todas las secuencias de vídeo de Overwatch y averiguad cómo se crearon los cortos animados con el nuevo disco Overwatch: Animated Shorts y The Cinematic Art of Overwatch: Volume 2. No os perdáis la lista de reproducción de YouTube para escuchar algunas canciones y pasaos por https://playoverwatch.com/es-es/media/#music para descubrir dónde podréis escuchar la banda sonora cuando esté disponible en vuestra región.

0 comentarios