Hex Mask UI Icons Arrow Down Arrow Left Arrow Right Arrow Up Brackets Calendar Checkmark Chevron Down Chevron Left Chevron Right Chevron Up Clock Close Connect Copy crown download Ellipsis External URL Favorite (off) Favorite (on) Fullscreen Help Home Info Live Minus Mobile Menu Mobile Overflow Paginate Dot (filled) Paginate Dot (empty) Pin Placeholder Icon Play Video Circle Play Video Plus Search Team No-Team-Logo_Fallback_003 Ticket Trophy User Input Video Video Play Icon World X Game Mode Icons Hero Icons Map Icons Platform Icons Social Icons Mobile Discord Facebook Instagram Reddit Twitch Twitter VK Youtube Weibo WeChat Workshop Icons WorkshopControl WorkshopShare WorkshopInfinite

Trazas de Tracer: historia del primer héroe de Overwatch

Trazas de Tracer: historia del primer héroe de Overwatch

Soldados. Científicos. Aventureros. Rarezas.

La historia de Overwatch, en esencia, trata sobre héroes. Son personas con ocupaciones variopintas aferradas a la esperanza de un futuro mejor para el mundo en el que viven. No hay mejor forma de profundizar en el pasado de un héroe que es un símbolo del juego que con el lanzamiento de su propio cómic: Tracer: London Calling. Antes de que leáis el segundo número, averiguad más sobre cómo este personaje tan emblemático de Overwatch ha llegado a ser quien es hoy en día.

DE PILOTO DE PRUEBAS A VIAJERA TEMPORAL

Lena Oxton (nombre en clave «Tracer»), la integrante más joven en participar en el programa de vuelo experimental de Overwatch, era una famosa piloto conocida por sus atrevidas habilidades de vuelo y su actitud optimista, y también fue la primera en probar el OWX-01 Slipstream, un prototipo de caza con teletransportador. No obstante, en el vuelo inaugural del Slipstream, la matriz de teletransporte del avión sufrió una avería, y Oxton cayó víctima de los caprichos temporales: desapareció por completo.

Pasaron horas, días y hasta semanas. No quedó rastro de vida ni hubo respuesta de Oxton, así que se dio al Slipstream por destruido y a la piloto por fallecida. Meses después, cuando Oxton reapareció milagrosamente tras el incidente, Winston, el inteligente gorila científico diseñado genéticamente al servicio de Overwatch, investigó cómo anclarla a la realidad. Su trabajo dio como resultado el acelerador cronal, un dispositivo que permitía que Oxton se quedase en el presente y que anulaba la disociación cronal que desincronizó sus moléculas del flujo temporal. Para Oxton, este acelerador se convirtió en una parte fundamental de su ser: mantenía todo su cuerpo vinculado a su línea temporal y le permitía acelerar y ralentizar el tiempo a voluntad durante breves periodos.

Tras el incidente, Oxton comenzó su entrenamiento para convertirse en agente de Overwatch. El idealista Jack Morrison, líder de la organización, quedó impresionado por las habilidades y la determinación de Oxton, así que la envió a una misión no autorizada: la primera. Oxton ofreció apoyo a un equipo de asalto compuesto por la doctora Angela «Mercy» Ziegler, Torbjörn Lindholm y Reinhardt Wilhelm para sofocar una rebelión instigada por el grupo separatista ómnico Null Sector en las calles de Londres. Juntos, lograron liberar la ciudad.

En los años posteriores, Oxton fue un miembro importante de varios equipos de asalto y cumplió muchas misiones, incluida la captura en La Habana de Maximilien, un retorcido financiero de la organización terrorista Talon, y la derrota y captura de Doomfist en Singapur.

Tras la firma del acta de Petras y el posterior desmantelamiento de las operaciones de Overwatch, Oxton, que no quería verse abocada al tedio de un trabajo de oficina en la Royal Airforce, empezó a actuar por cuenta propia. Comenzó una nueva vida en Londres con su novia, Emily, y se convirtió en una justiciera para perseguir crímenes y combatir las injusticias diarias.

Ahora, tal y como narra el cómic London Calling, Lena Oxton vuelve implicarse en el conflicto. Han pasado varios años desde la disolución de Overwatch, y el mundo se encuentra sumido en la injusticia y está a merced de poderes egoístas. Desde la Crisis Ómnica de hace décadas, hay lugares donde los ómnicos siguen luchando para obtener la igualdad y el fin de la discriminación contra su especie. El mundo vuelve a necesitar héroes y es bien sabido que estos, con frecuencia, suelen aparecer en los lugares más inesperados.

Oxton ha entablado amistad con Iggy, una ómnica que comparte su pasión por la música. Tras visitar la casa de Iggy en los Bajos Fondos, donde la mayoría de ómnicos de Londres lucha por sobrevivir en las peores condiciones, Oxton ha prometido ayudarla a reparar la red, fuente de energía de los Bajos Fondos. Pero, al hacerlo, ha llamado la atención del ómnico Kace y sus seguidores, quienes no creen que haya que fiarse de los humanos.

EL SALTO A TRACER

Como fue el primer héroe que se creó para Overwatch, Tracer se convirtió en una especie de prototipo para el resto de personajes del juego. Está inspirada en la saltadora, una clase diseñada para el proyecto Titan que contaba con las habilidades Traslación y Regresión que los jugadores ya conocen. Cuando comenzó el desarrollo de Overwatch, el equipo se esforzó por alejarse de la estructura de clases de su predecesor y crearon héroes con personalidad, profundidad y trasfondos. De las cenizas de la saltadora, surgió el primer héroe de Overwatch. Ya no era solo un personaje: se había convertido en persona. Era Tracer, la encarnación de la esperanza y el optimismo en el mundo futurista de Overwatch.

La creación de Tracer supuso una gran cantidad de trabajo en torno a su apariencia y habilidades, aunque cada prueba la acercaba cada vez más a su estado actual. Pese a que muchas de sus habilidades fueron de la saltadora, su habilidad principal, la Bomba de pulsos, antes dejaba congelados a los jugadores en el sitio durante un tiempo. La habilidad encajaba con la temática de saltos en el tiempo del héroe, pero no acabó de encajar en la visión del juego que tenía el equipo y, al final, se rediseñó hasta ser la Bomba de pulsos que inflige daño que conocemos.

Al igual que su habilidad definitiva, el diseño de Tracer evolucionó a medida que continuaba el desarrollo de Overwatch. Su trasfondo se convirtió en el centro de su desarrollo conceptual y, para que el diseño estuviese en sintonía con su pasado como piloto de pruebas, los artistas añadieron varios elementos clave en cada ilustración: una cazadora, una bufanda y unas gafas de aviador. Aunque en su diseño actual la vemos con una cazadora marrón de estilo retro, unas llamativas mallas de neón, un visor naranja y su icónico peinado hacia arriba, en las pruebas anteriores los colores eran más apagados, tenía muchos peinados distintos y, como punto más llamativo, llevaba puesta una larga bufanda que se agitaba con cada movimiento de Tracer por el mapa. Descartamos la bufanda para favorecer un diseño más elegante, pero la idea se mantuvo y se materializó en forma de la estela azul de energía que deja tras de sí y que vemos en el juego a día de hoy.

Ahora que sabéis más cosas sobre Tracer, no os perdáis su historia en London Calling, escrita por la galardonada autora Mariko Tamaki e ilustrada por la reconocida artista Babs Tarr. ¡Ya podéis leer la versión digital de la primera y segunda entrega!

0 comentarios